Docentes de escuelas rurales repensaron los usos de materiales de laboratorio en el aula